Las hierbas aromáticas no sólo dan sabor y olor a tus platos. Al igual que sucede con el aceite de oliva, las plantas aromáticas complementan a los alimentos y realzan su sabor, a la vez que aportan una alta proporción de sales minerales y de vitaminas.

Pero ¿sabes realmente cuál es el poder de las hierbas aromáticas?

 

Usos de las hierbas aromáticas

 

Albahaca

 

La albahaca es una hierba aromática muy utilizada en platos de pasta, tomate, ensaladas, berenjenas o calabacín. También es el ingrediente principal de la famosa salsa pesto, elaborada con hojas frescas de albahaca, piñones y aceite de oliva. 

Entre sus propiedades destaca ser digestiva, fortalece el sistema inmunológico, es buena para la vista y para combatir el acné.

 

Laurel

 

¿Quién no ha incorporado alguna vez laurel a sus guisos? Esta planta es un ingrediente base en la cocina tradicional y contiene minerales esenciales para mantener una salud óptima. 

Lo que muchos no saben es que se trata de una planta muy rica en vitamina C y vitamina A, imprescindibles para mejorar la vista, la rápida cicatrización de heridas y actúa como antioxidantes naturales. 

 

El laurel es una planta muy rica en vitamina C y vitamina A, imprescindibles para mejorar la vista, la rápida cicatrización de heridas y actúa como antioxidantes naturales

 

 

Perejil

 

El perejil es el rey de todas las salsas y una de las hierbas aromáticas más conocidas. ¿Sabías que la culpa de que hoy en día lo usemos en la cocina la tienen los griegos? Y es que desde tiempos inmemoriales ha acompañado al ajo picado en infinidad de platos. 

El perejil se caracteriza por ser diurético y poseer gran cantidad de hierro y vitamina K, imprescindible en la coagulación sanguínea. Al igual que el laurel, el perejil también es una hierba aromática rica en vitamina C y A.

 

Romero

 

El romero seco es habitual de platos de caza, carnes asadas, cordero… Está indicado para las afecciones hepáticas y digestivas, propiedades que también posee la famosa miel de romero.

 

Hierbabuena

 

Aunque en España su uso culinario no está tan extendido, un buen caldo o sopa de puchero se vuelve más sabroso si incorporamos una ramita de hierbabuena. El consumo de esta hierba aromática también está relacionado con el té (costumbre que hemos heredado de nuestros antepasados árabes) y picado en ensalada.

La hierbabuena es uno de los remedios más potentes a la hora de combatir el mal aliento, gracias a sus propiedades antibacterianas y antimicrobianas. Además, tiene la capacidad de aliviar el dolor de cabeza y los dolores estomacales provocados por una mala digestión.

Siguiendo con los beneficios de esta planta, la hierbabuena también ayuda en resfriados y la tos. Además, el mejor remedio para mejorar la respiración en casos de resfriado es verter unas gotas de aceite de hierbabuena en un humidificador y respirar muy profundamente.

 

Como ya has visto a lo largo de este post, las hierbas aromáticas deben ser un imprescindible en tu dieta. En el Mercado de Dos Hermanas contamos con diferentes puestos de herboristería y especias donde podrás encontrar hierbas aromáticas para aderezar tus platos a la vez que  te beneficias de todas sus propiedades. ¿Preparad@? ¡Visítanos! 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad