Por todos es sabido que el pescado azul es una inagotable fuente de nutrientes y eso lo saben los encargados de los puestos de pescadería de nuestro mercado. Pero, exactamente ¿qué beneficios aporta a nuestro organismo? ¿Por qué deberíamos incluirlo en nuestra dieta? ¿Son todos los pescados iguales?

Aunque la principal diferencia es la cantidad de grasa de su carne, a simple vista también podemos diferenciar el pescado azul del que no lo es. ¿Cómo reconocerlo?

 

-El pescado azul tiene la cola en forma de flecha.
-Si la cola es recta o tiene forma de abanico, es pecado blanco.
-La tonalidad de la piel del pescado azul es más oscura

 

¿Es mala la grasa del pescado azul?

 

Los pescados azules tienen entre un ocho y un quince por ciento de materia grasa debajo de la piel. ¿Te parece demasiado? No debería, ya que la mayoría son ácidos grasos poliinsaturados como el Omega 3, unos ácidos son beneficiosos para la salud cardiovascular.

 

¿Cuáles son sus beneficios?

 

En el pescado azul también están presentes los aminoácidos, un componente que el cuerpo humano no puede sintetizar y necesario para la vida. En la larga lista se incluyen: lisina (responsable de la fuerza en nuestros tendones, vasos sanguíneos y piel), triptófano (mejora el estado de ánimo), histidina (previene la alergia, anemia y la artritis), leucina (controla los niveles de azúcar en sangre), isoleucina (repara el tejido muscular), fenilalanina (combate la depresión, los dolores de espalda, menstruales y óseos) y valina (evita la degradación de los músculos).

Además su consumo aumenta el colesterol HDL (que es el llamado “colesterol bueno”) y tienen un efecto reductor de la presión arterial y los triglicéridos. Igualmente el pescado azul es rico en minerales como calcio, fósforo, hierro, sodio, potasio y magnesio y posee vitamina D, vitamina B12, vitamina A y vitamina E.

 

¿Cuáles son los principales pescados azules?

 

Aunque no lo creas no todos los pescados azules son iguales, ya que su contenido en grasa no es homogéneo. Depende de la zona donde se haya pescado, de la especie y de la época del año.

  • Pescados grasos: atún, jurel, salmón, emperador, sardina, bonito, cazón, caella, boquerón, caballa o la palometa.
  • Pescados semigrasos: el besugo, la lubina, los salmonetes, la anguila y la trucha.

Si quieres conocer más acerca del pescado azul en las pescaderías presentes en el Mercado de Dos Hermanas te informarán de cuál es el mejor ejemplar que puedes llevarte a casa. ¡Aprovecha y visítalas! La temporada alta del pescado azul empieza en mayo y termina en agosto.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad